loader

A lo largo de nuestra vida  se nos presentan algunos regalos y entre ellos están los amigos. 

Ya dice el refranero español “ Quién tiene un amigo , tiene un tesoro” una feliz verdad cuando hay una reciprocidad de sentimientos, pues encontrar un buen  y leal amigo es encontrar un apoyo sólido y duradero, que el paso del tiempo no desgasta y las intemperies de la vida no oprimen.

Sin embargo, no es tarea sencilla encontrar una verdadera amistad. Muchos de nosotros hemos sufrido decepciones en relaciones de amistad y algunos factores contribuyen para eso, entre ellos los más comunes son  la competividad, el egoísmo y la terrible envidia.

Pues eso , es muy duro el desengaño en una relación de amistad cuando descubres que el único amig@ de la relación, eras tu.

Algo difícil de digerir y asimilar, verdad?

Estas malas experiencias puede forjar una sensación de desconfianza aguda. Pues a menudo se evita estrechar lazos, por los recuerdos del pasado que insisten en desestabilizar cualquier intento de confiabilidad.

Lo punto positivo es que para cada experiencia, hay un aprendizaje que estimula la madurez y la búsqueda de la amistad con calidad que felizmente, aún se puede encontrar.

Buenos amigos aún existen, el tiempo, la suerte y la vida te va enseñar con cuidado como identificarlos.

Seria mas o menos como una conquista mutua , natural ,fomentada pela consideración, respeto , cuidado, desprendida de prejuicios y con un amor fraternal inconfundible.

Dar una nueva oportunidad a ti mismo y a lo demás para construir amistades de manera sostenible y  inteligente, es primordial para un mantenimiento emocional equilibrado, ya que somos seres sociales.  Por eso , te animo que te atrevas a conseguir buenos amigos con el filtro de la sabiduría.

Sin embargo , hay recordar un importante detalle, nunca debemos forzar aquello que debería ser natural, los verdaderos amigos naturalmente aparecerán y se quedarán.

Alessandra Ribeiro

Alessandra Ribeiro