loader

El punto de no retorno

EL PUNTO DE NO RETORNO

 

Me acuerdo de que un día, hablando con un amigo que es psicólogo y piloto de helicóptero, sobre las más diversas situaciones que se nos presenta a lo largo de nuestras vidas, y que una correcta toma de decisiones, es cuestión de sobrevivencia en nuestra historia y que inevitablemente, todos nosotros tarde o temprano, llegaremos en los puntos vitales que requieren decisiones importantes y en muchos casos, la de seguir a delante, es la única opción que tenemos pues es en este momento que nos deparamos con el PUNTO DE NO RETORNO. Es decir, no hay marcha atrás.

De igual forma, el término PUNTO DE NO RETORNO, que se aplica en la navegación aérea, sirve para designar el momento de un vuelo en el cual, debido al consumo de combustible, es imposible volver al punto de origen y no hay otra opción más que buscar otro destino.

En este escenario de incertidumbre que vivimos actualmente, se me ocurren muchas preguntas y una de ellas es la siguiente:

¿Qué es lo que puede pasar si intentamos volver al punto de origen?

(Me refiero al punto que hemos parado, cuando toda esa crisis sanitaria empezó).

Supongo, que nadie podrá contestar esta pregunta con exactitud, sin embargo, podemos proyectar escenarios para el futuro, elaborar analógicamente nuevos planes de vuelos, encontrar nuevas rotas que puedan potencialmente generar resultados diferentes, dentro de una perspectiva personal y también para las organizaciones.

En mi opinión, hay pasos que tomar y el primer gran paso es tomar la decisión de alzar nuevos aires y ser valiente para seguir a delante, aunque haya miedo en el trayecto.

“Ser valiente no significa no tener miedo, significa que aun con miedo uno va y lo hace”.

El segundo paso, es preparar estratégicamente un plan de vuelo, el en cual definirás de donde sales, recordando tu misión, el sentido el para qué lo haces y donde quieres llegar, tu destino deseado, tu visión.

Tercer paso, es necesario contar con la gente en tierra que te cuide, acudir a tu red de contactos, activar tu networking, sinergias, etc.

El cuarto y quinto paso, de suma importancia, tener en cuenta el combustible que llevas, es decir tus recursos disponibles y cuantas personas a bordo hay en este vuelo, incluido pasajeros y tripulación es decir clientes internos y externos, revise los aparatos de emergencia, considerar a quien acudir en caso de problemas en la aeronave durante el vuelo, mejor hacer un listado.

Y por supuesto, sexto paso, es necesario definir quien será el piloto, que por cierto, debe ser de preferencia del perfil, de un líder Coach.

Otro detalle importante en un plan de vuelo, séptimo paso, es identificar el color de la aeronave, cuide de su marca porque una buena gestión de la marca conlleva a mayores proyecciones en el mercado, vuelos más altos.

Hay que “Smartizar”, pues es una condición primordial de un buen plan, por ello, establezca también los controladores de vuelos, porque si no llegas al destino en el tiempo determinado, iniciarán un protocolo de búsqueda y salvación, octavo paso, tu plan de acción, prepárese para despegar y ejecute el plan.

Por último y no menos importante, mantener una comunicación clara en todo en tiempo y con todos, proporcionando un buen “Feedback” porque una falla de comunicación puede llevar a verdaderos apuros en altitud de crucero y eso nadie quiere ¿verdad?

Con todo esto me figuro que es necesario seguir a delante, mirar hacia el futuro y mirar al pasado solamente para acordarnos de las cosas buenas y de los obstáculos que hemos podido superar, teniendo la convicción que la fuerza del pasado que nos hizo vencer antes, sigue dentro, porque aquello que no nos mata nos hace más fuerte. Es hora de tomar decisiones.

¿Te atreves a volar?

Alessandra Ribeiro

Alessandra Ribeiro


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *