loader

(Ya no) Soy la misma

ꜱᴇʀ ᴏᴛʀᴀ, ꜱɪᴇɴᴅᴏ ʏᴏ ᴍɪꜱᴍᴀ

¿Esto es posible? 😯🤔

La respuesta es sí y no.

Porque esto implica en dos cosas: la esencia y la madurez.

▪️La esencia, segundo RAE, https://www.rae.es/drae2001/esencia constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas.

Y en filosofía, la esencia es lo que constituye la naturaleza de las cosas, lo que de invariable y permanente tienen en contraposición con lo accidental, es decir, el conjunto de características variables o mutables de las cosas.

Bueno, hablemos de personas.

Por ejemplo, aquella sonrisa inconfundible que te hace destacar aun que tu no quieras en una reunión familiar, de amigos, etc. Por eso, es normal que la gente se acuerde de ti por esta risa tan peculiar a tu personalidad y esto no va a cambiar.

▪️La madurez: Significa que ya no eres la misma persona que 20, 15 o 10 años. Es sencillo, el tiempo pasó y tu experiencia vital hizo por ti los cambios, aún que no percibieras, tu personalidad se ha visto transformada y tu estatus biológico también.

Por ejemplo, es posible que ahora tengas más tolerancia y paciencia con lo demás o al revés.

A lo mejor, te preocupas en comer más sano y cuidar más tu físico o al revés.

Y hay un sin fin de ejemplos.

Hoy en día, los expertos en mente continúan investigando sobre este cambio, según la revista de psicología mente & cuerpo la personalidad está en constante desarrollo y que hay cinco dimensiones estándar de la personalidad en las que se fundamentan la mayoría de las investigaciones actuales y que se originó del análisis de diccionarios ingleses en los años treinta, en parte a los estudios desarrollado por el psicólogo estadounidense, Gordon Allport (1897-1967)  a partir de allí se constató de forma reiterada que los conceptos que describen los rasgos humanos podían clasificarse en :

  1. Extraversión: “Me gusta estar rodeado de mucha gente”
  2. Neuroticismo: “Me preocupo fácilmente”
  3. Apertura a nuevas experiencias: “Me interesan mucho las discusiones filosóficas”
  4. Amabilidad: “Trato de ser cordial con todo el mundo”
  5. Responsabilidad: “Siempre mantengo mis cosas ordenadas y limpias”

Estos factores pueden ser medidos y evaluados por un experto en base a un cuestionario, donde se indica su grado de acuerdo con las afirmaciones para cada uno lo que implica en la manifestación individual de las tendencias de pensamientos y comportamientos.

Y en medio de todo este proceso de descubrimiento y crecimento, están tus valores y la percepción de todo lo que pasa en tu entorno en tu presente que naturalmente, toma otras dimensiones y genera otras expectativas para el futuro y en este sentido, sí que cambias.

Las personas cambian a lo largo de sus vidas , tu cuerpo cambia, tu mente cambia y todo evoluciona. Sin embargo, hay unas características que forman parte intrísicamente de tu “yo”.

Identificar estas características te permitirá mejorar tus relaciones sociales, adaptarte al contexto evolutivo, sin perderte a ti misma en el camino.

 

 

Alessandra Ribeiro

Alessandra Ribeiro